domingo, 11 de mayo de 2014

Ejercicio y dieta rica en proteínas



El envejecimiento se asocia con un aumento de la infiltración grasa del músculo esquelético, lo que se asocia con resistencia a la insulina debido, quizás, a la función esencial del músculo esquelético en la utilización de glucosa. Por otro lado, existe una relación inversa entre la actividad física habitual de los mayores y la infiltración grasa del músculo esquelético, pero aún no se ha determinado el tipo y nivel de ejercicios que cambia esta situación.

Mientras no lleguemos a conocer exactamente el nivel de esfuerzo que hay que hacer para evitar esta degeneración, es enormemente importante prevenir la sarcopenia con un adecuado nivel de ejercicios de sobrecarga y una dieta rica en proteínas. En este sentido, y teniendo en cuenta la especial dificultad de muchos mayores que viven solos, en cocinar diariamente, puede aconsejar el uso de suplementos proteicos como Pudding

martes, 6 de mayo de 2014

Al revés de lo que se decía....

Siempre hemos pensado que la dieta de los adultos debía ser rica en proteínas y que a partir de los cincuenta años debía ir reduciéndose para no sobrecargar hígado y riñón. Con el tiempo se ha demostrado justamente lo contrario

Thumbnail image of Figure 1. Opens large image


Enlace al artículo

martes, 25 de marzo de 2014

¿Es usted hipertenso?





Muchos de los mayores tienen problemas con la tensión arterial. El tratamiento convencional ha generado la sensación en muchos de ellos de tener que estar polimedicados de por vida, con la idea de tener una situación de riesgo constante. Nada más lejos de la realidad, el ejercicio físico y la ingesta de suplementos con los fármacos consigue, en poco tiempo, ir reduciendo sus dosis hasta acabar libre de medicación.


Pongo algunos ejemplos de lo que se puede hacer, pero con un cuidado extremo en tres puntos:

   a)      Siempre hay que hacerlo en connivencia con el médico de cabecera

   b)      El ejercicio físico es fundamental y hay que hacerlo al nivel necesario, lo que probablemente requiere un entrenador personal

   c)       Los suplementos deben consultarse con un experto en sinergia fármaco-nutracéutico.



Combinaciones de suplementos dietéticos y fármacos para mejorar el tratamiento de la hipertensión

   1)      Sésamo con betabloqueantes, diuréticos y nifedipina

   2)      Pycnogenol con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina y bloqueadores de canales de calcio.

   3)       Licopeno con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, bloqueadores de canales de calcio y diuréticos.

   4)      DHA (ácido graso n3) con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina y acetil carnitina.

   5)      Vitamina C con bloqueadores de canales de calcio.

   6)      N-acetil-cisteína con arginina.

   7)      Ajo con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, diuréticos y bloqueadores beta.

   8)      Coenzima Q10 con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina y bloqueadores de canales de calcio.

   9)      Taurina con magnesio.

   10)   Potasio con todos los fármacos anti-hipertensivos.

   11)   Magnesio con todos los fármacos antihipertensivos.



No olvidar que hay que combinarlo con ejercicio físico específico y controlado, cambiar el balance sodio/potasio, perder peso, limitar el alcohol, dejar de fumar….

Todos estos suplementos los tiene (con asesoramiento médico) en:
www.europa21.es


¡Se puede! ¡Si se puede!

domingo, 16 de marzo de 2014

Recetas para la actividad física terapéutica









El ejercicio físico en personas mayores con distintos tipos de patologías, está demostrando su efectividad cuando se hace de manera adecuada. Para ello ha de seguirse el mismo método de supercompensación que el que se utiliza en deportistas de élite. La diferencia es la cantidad de carga con la que empezamos que, lógicamente, es muchísimo menor.

El ejercicio físico se aplica con dos condiciones. De un lado un nivel suficiente como para que se produzcan señalizaciones metabólicas que induzcan cambios adaptativos. Eso deja de lado la clásica prescripción de andar que siempre se ha hecho desde la clínica, para abordar esfuerzos superiores capaces de generar adaptación. De otro lado, hay que utilizar ayudas dietéticas y ergogénicas para conseguir la adaptación muscular de manera rápida y lo menos traumática posible. 

Yo utilizo el método de trabajo basado en pequeñísimas cargas con repeticiones de casi un minuto, dejando una recuperación casi total. El esfuerzo físico se hace aislando al máximo los grupos musculares y evitando contracciones isométricas para mantener la postura. Por otro lado, aumento la ingesta proteica con batidos de aislado de suero de leche (http://europa21.es/pudding-proteinas). También utilizo la creatina (http://europa21.es/creatina), enormemente gratificante tanto en el deporte competitivo como en las personas mayores. Finalmente, la gran ayuda ergogénica es el extracto de polipodium calaguala Ruiz (http://europa21.es/explivar), extraordinariamente eficaz para minimizar el daño muscular y optimizar la adaptación tras la inflamación por la sobrecarga.